Crece la venta de Vinos.

Venta de vinos por internet:

En dos mil nueve, el planeta era otro. Ese año, el CEO de Vinexpo, la feria de vinos más grande del planeta, declaraba que el comercio del vino en la página web sería un negocio marginal. Apenas 6 años después su diagnóstico se muestra absolutamente equivocado: en Inglaterra, uno de los países occidentales donde está más desarrollado el y también-commerce, la venta de botellas alcanza al once por ciento del mercado, el tercero en volumen del planeta; al tiempo que en la recóndita China, que ahora descubre las virtudes del tinto, 3 de cada diez botellas de vino son comercializadas por medio de tiendas en línea.

Con una veloz activa, de la que el vino es una de las más móviles, el y también-commerce semeja haber llegado a su temporada dorada. Atrás quedaron los 3 intentos de Amazon por transformar su tienda en una vinatería y las tempranas apuestas locales de fines de los noventa y mediados de losVenta de vinos dos mil. El día de hoy basta navegar diez minutos en la página web para darse cuenta: Mercado Libre reconsideró su estrategia y apuesta por un site de vinos más confortable; las bodegas activaron sus carros de adquiere en sus páginas; y Tonel Privado, la tienda de vinos más afianzada del país, lanzó en el tercer mes del año del actual año Tonel Privado con un ambicioso plan de ventas. Siendo de esta manera las cosas, en la Argentina el comercio de vino on-line deja de ser una posibilidad para entrar en el terreno de lo específico. A tono, claro, con una movida global.

Vendedores .COM

No caben dudas de que el vino es un producto ideal para la venta on-line. El sistema de información en torno a una botella –con puntajes, fichas de cata, prensa y sitios que equiparan bondades de cada marca– es basto y completo. Con una simple navegación uno sabe si lo que compra vale o bien no la pena. En eso, la experiencia de adquiere se semeja a la de productos tecnológicos. Mas ahí no acaba la cosa.
Venta de vinos por mayor
Con la creciente digitalización de las audiencias –el caso chino es simbólico, donde seiscientos millones de personas se conectan a internet desde sus móviles– tener presencia en línea garantiza mercados gigantes, si se los equipara con una tienda situada en el centro de cualquier urbe. Y los jugadores que se implican en esta apuesta no son principantes. Entre los grandes del negocio están wine.com o bien amazonwine.com. Para tener escala de los negocios, wine.com.br, la tienda que opera en Brasil y la más grande de Sudamérica, planeaba en dos mil catorce añadir una flota de jets de carga para poder repartir en todo el territorio del país vecino. Pues si las audiencias son grandes y la página web las cruza a todas y cada una, el inconveniente del vino prosigue siendo uno solo: llegar con la botella a la puerta del consumidor.

En la Argentina, ese es el quid de la cuestión. Al paso que la audiencia se afianza en sitios y redes sociales, y las acciones de venta directa la alcanzan, el inconveniente de este país es llevar una botella desde Mendoza hasta la casa del usuario. En Tonel Privado lo tienen claro. “Operamos con 5 empresas logísticas de primera línea para afianzar la entrega en todo el país y poner la botella o bien la caja donde desee el consumidor en tiempo récord”, afirma Jonathan Dayan, al frente de la nueva unidad de negocios de la tradicional vinatería con quince sucursales. Y ese tiempo récord es de veinticuatro a noventa y seis horas, en dependencia de las distancias.

Mas si el servicio es una parte esencial del tema, el propongo de venta es concreto: una apuesta por fuertes descuentos. “Es lo que el consumidor espera –asegura Dayan–. Internet debe ver con la pluralidad, el costo y el servicio. El día de hoy Tonel Privado cuenta con la mayor pluralidad de bebidas nacionales y también importadas que se pueda hallar en la Argentina”.

En un mercado como el nuestro, donde circula mercancía de incierta procedencia que se licúa entonces en sitios donde no hay trazabilidad del producto, posiblemente el consumidor dude de lo que compra, por más recursos que inviertan en la legitimidad de la botella. Es ahí donde el pacto con las bodegas es clave y es una de las primordiales fortalezas de Tonel Privado: “Operamos los sitios de venta de bodegas grandes como Luigi Bosca y, próximamente, Nieto Senetiner, por poner un ejemplo. Esto es, que si le comprás a ellos, realmente nos compras a nosotros. Y de ahí que, el trato con los vinos es preferencial: es tal y como si adquirieras en la vinatería, por el hecho de que no podemos arriesgar una relación de años con nuestro clientes del servicio”, asevera.

Usabilidad y porfolio

Con este recorrido on line –pero con una compañía familiar que cumple cuarenta años el ciclo entrante– Tonel Privado tiene múltiples cosas a favor suyo. Una de las más esenciales es el manejo del stock y la funcionalidad de la oferta y su atrayente. De ahí que, en el lapso de un año incorporaron siete mil quinientos productos a los mil quinientos que vendían de forma regular, lo que supone una ocasión para muchos productores que no estaban en el enorme comercio. Y al tiempo, optimaron la tienda on-line nutriéndose de la experiencia off line.

“Mas ahora es del revés –dice Dayan–: aprendemos cosas on line que volcamos ya a las tiendas con buenos resultados. Por el hecho de que ya antes, como ahora, el interrogante era una sola: ¿quién es el comprador de vinos? Lo que ocurre es que el día de hoy las herramientas digitales te dejan conocerlo y atenderlo de forma personal”. ¿Una curiosidad? Los destilados. “Como tienda de vinos no le prestábamos mucha atención. No obstante, aprendimos veloz en la página web que la gente busca y adquiere bebidas premium”.

A la data, Tonel Privado tiene un equipo directo y también indirecto de veinticinco personas trabajando solo en el proyecto on line, que incluye un call center tercerizado. Con todo, el grueso del recurso humano está puesto en programar. “Con Mercado Libre –’la universidad’, como le digo yo–, aprendimos que esto es estar todo el día metiendo códigos, probando ideas y tuneando la usabilidad de la página web a fin de que la experiencia sea perfecta”, apunta Dayan. Por fin y a cabo, si armar una tienda física requiere expertise y olfato, crear una tienda on-line es exactamente lo mismo. La diferencia está en el alcance. Y, a juzgar por los números del planeta y por los esgrimidos por Tonel Privado, cara allí va el mercado. Veloz. Rapidísimo. Un pronóstico desechado por muchos hace solo 6 años.

Cuestión de escalas

Como en prácticamente todos los negocios de audiencias, la escala es clave. Y, en eso, la apuesta es clara: “Nosotros cerramos múltiples pactos para cubrir la audiencia más grande. Ya trabajamos con Mercado Libre y próximamente con Avenida.com, bancos y otros medios de pago”.

Ir a buscar a la audiencia. Ese es el modelo de negocio que plantea el día de hoy internet. Hasta la consolidación del y también-commerce, una buena tienda de vinos debía ver, sobre todo, con la localización. Es decir: que por allá pasase el cliente del servicio. En Tonel Privado, eso tiene por nombre Avenida del Libertador y Lafinur, Urbe de la Paz y Juramento, Patio Bullrich y otras sucursales. Mas el día de hoy “la venta no presencial medra día tras día”, conforme asevera Dayan. Y en su visión de largo plazo –”de aquí a diez años”– la idea es que las tiendas físicas se complementen con el canal on line. En eso “la inspiración es www.wine.com o bien wine.com.br, que operan en todo el territorio de Brasil y facturan cerca de cien millones de dólares estadounidenses”. Tonel Privado ya destina el setenta por ciento de su presupuesto de marketing anual al negocio digital.