Bodega Achaval Ferrer

La Historia de la Bodega Achaval Ferrer:

Desde el principio de nuestra historia nos hemos caracterizado por priorizar el trabajo en grupo y las relaciones humanas por sobre todas y cada una de las cosas.

Día tras día, después de muchos años pasados, procuramos honrar nuestro leimotiv en busca de conseguir consolidarnos como conjunto humano y lograr juntos cumplir nuestro mayor objetivo: hacer vinos de peculiaridades únicas y también inigualables.

Bodega Achaval Ferrer

Heredando el romance y la pasión de sus antepasados, Julio siempre y en toda circunstancia ha sentido atracción por el vino. Es gran conocedor de la cultura, el placer y el romance que vira a su alrededor. Después de medrar en una bodega familiar se trasladó a un grupo internacional con el que se estableció en la ciudad de Nueva York y viajó por el mundo comunicando y formando a muchos sobre el vino. Ahora vive en Mendoza con su esposa Vicky y sus hijos Isabel (cosecha dos mil ocho), Alfonso (cosecha 2009) y Manuel (cosecha dos mil once) persuadido de que lo mejor del vino Argentino aún está por venir.

Donde esta ubicada:

Situada a mil cincuenta msnm., en la zona de La Consulta (Val de Uco), en la margen sur del Rio Tunuyán. La finca está rodeada de añejos castaños que ofrecen particular belleza al pequeño viñedo que data de mil novecientos veinticinco. La viña tiene doce hectáreas de Malbec a pie franco. Estas cepas no son conminadas por la filoxera por el hecho de que el riego de los viñedos se genera por inundación, con aguas de deshielo cordillerano, lo que impide la supervivencia del insecto.

Productos

El término original de Achaval-Ferrer siempre y en todo momento estuvo basado en el terroir y el canal escogido para comunicarlo fue a través del Malbec. La trilogía, que es piedra esencial de la bodega, está compuesta por tres aristas que en conjunto dan equilibrio al complejo mensaje que se busca trasmitir.

Durante los años la bodega ha desarrollado diferentes productos que surgen de la experiencia y el trabajo en los viñedos. Desarrollo de monovarietales singulares, vino tinto hecho a base de pasas de uva, blends singulares y aceite de oliva entre otros muchos ejemplares.

Línea de origen y pertenencia. Sus 3 representantes expresan, de forma inconfundible, el “terroir” de 3 lugares de Mendoza. En ella se enmarca por antonomasia la filosofía de producción de la bodega que apunta al respeto extremo por el sitio de origen, la mínima intervención y los rendimientos bajos que dejen la concentración del mensaje.

En Achaval-Ferrer efectuamos una práctica única bautizada como warm-blend. En vez de efectuar el corte cuando sus partes se hallan definidas, Santiago Achával y Roberto Cipresso recorren los viñedos probando las uvas horas ya antes de la cosecha, para allá mismo dar nacimiento a Quimera. Son quienes, un año tras otro, deciden la proporción que cada varietal va a tener en una busca permanente del vino ideal.

Donde Comprarlos:

Los Productos de Achaval Ferrer se consigen en Vinoteca Bari. Estan ubicados en el barrio de palermo, en Av. Cordoba 2950.

 

Desde sus principios, la bodega persigue un camino fuertemente marcado por su obsesión y respeto por la naturaleza. Las raíces italianas, provistas por el mismísimo Roberto Cipresso, tienen un aporte esencial como cimiento ideológico que se vio potenciado a partir del pensamiento grupal, la experiencia y resultados enológicos.

Hoy, la bodega imprime un sello inconfundible en todos y cada uno de ellos de sus vinos, resultado de años de congruencia y trabajo mancomunado.

Los pilares esenciales de la producción en Achaval-Ferrer, tienen foco en la mínima intervención precisa entre la tierra y la copa.

Plantas antiguas que son monumentos históricos de la viticultura, de pie franco, de rendimientos exageradamente bajos, situadas en laderas de excelente exposición solar en las márgenes de los ríos Tunuyán y Mendoza. Emplazamientos naturales, privilegiados, conducidos para obtener el mensaje más puro y honesto que la tierra nos puede dar.